Los Intrusos [The Uninvited] (1944) de Lewis Allen

Los Intrusos40

Interesante film de terror salpicado de elementos de misterio y con una irresistible ambientación puramente inglesa. Roderick y Pamela Fitzgerald son una pareja de hermanos que se encaprichan con una misteriosa casa situada en un pueblo al lado de un acantilado y deciden comprarla. Su propietario, el Comandante Beech, se la vende a un precio bastante bajo pese a que su nieta, la joven Stella, se opone a ello porque esa casa le trae recuerdos sobre su madre, que falleció años atrás en circunstancias extrañas. Cuando la pareja de hermanos acude a su nuevo hogar, descubrirá aterrorizada que una extraña aparición habita con ellos: algunas habitaciones se llenan de un olor peculiar, sus animales se niegan a subir al piso de arriba y por las noches se oyen unos extraños lamentos. Todo esto está ligado con los extraños sucesos que tuvieron lugar ahí años atrás relacionados con la madre de Stella, su padre y su amante de origen hispano.

Los Intrusos más que ser una película de terror al uso sobre el típico tema de las mansiones encantadas, es un film que opta por un tratamiento más ligero pasando de escenas terroríficas a otras con un tono más amable e incluso a veces cómico para convertirse en su recta final en una obra de suspense y misterio. La pareja protagonista, Ray Milland y Ruth Hussey, contribuyen a ello al saber encontrar el tono adecuado para sus actuaciones, pasando libremente de momentos más humorísticos (sobre todo por parte de Milland) a otros más serios o tenebrosos sin perder por ello credibilidad.

Los Intrusos1
Como era de esperar, los mejores momentos son las escenas de terror, en que la magnífica fotografía en blanco y negro y el buen trabajo de dirección consiguen mantener al espectador en vilo sin necesidad de artificios. De hecho prácticamente no se ve nada, y ése es el gran acierto puesto que una de las normas más importantes del cine de terror es que nada da más miedo que lo que no se ve del todo, de esa manera será el espectador el que se imaginará cualquier cosa y se sentirá más inseguro por no saber a qué atenerse. Por muy logrado que sea el fantasma que se cree con efectos especiales o trucos manuales, es muy difícil que con el paso del tiempo no quede anticuado, sin embargo si éste no llega a verse nunca del todo y solo se insinúan ciertos detalles, el efecto se mantendrá vigente. En ese sentido, Los Intrusos es toda una lección de cómo aplicar esta norma. Aún hoy en día consigue inquietar y crear tensión basándose en su excelente fotografía, los juegos de luces y sombras (por ejemplo, cuando una habitación se ilumina repentinamente en mitad de la noche, un momento que impresiona por lo repentino e inusual que resulta) y el uso del sonido e insinuaciones sobre la presencia de seres paranormales sin dejar nada claro.
Por otro lado, aunque el tema hoy en día nos es más que conocido, en su época era una de las primeras películas que trataba directamente y sin tapujos un tema paranormal como éste, con sesión de ouija incluida.

Los Intrusos2

Cuando el film se decanta por la trama de misterio, pierde algo de fuerza al ser algo liosa y previsible en su desenlace si uno está mínimamente atento a los detalles, pero aún así resulta efectiva salvo quizás el desenlace final con una típica escena de ‘rescate al último momento’ algo forzada. No por ello, Los Intrusos deja de ser una película de terror remarcable y que nos demuestra cómo se puede crear tensión al espectador de forma refinada sin abusar de efectos o de sustos fáciles.

Los Intrusos3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s