Éxtasis [Ekstase] (1933) de Gustav Machatý

Extasis20

Olvidable melodrama checo recordado sobre todo porque causó una gran controversia en su época por su alto contenido erótico, siendo incluso denunciado por el Papa.
La protagonista es la joven Eva, que comete el error de casarse con un hombre con el que no tiene nada en común. Después de darse cuenta de su error, pide el divorcio desolada. Pronto conocerá sin embargo un joven con el que iniciará un romance que le devolverá la felicidad.

Pese a ser sonora, Éxtasis prácticamente podría considerarse un film mudo por la escasez de diálogos y efectos sonoros. Esta desnudez sonora no hace más que evidenciar los defectos del film. El guión es torpe y no sabe contar la historia (de por si ya muy poco original) de forma más interesante. La película además peca de ser demasiado larga, lo poco que cuenta daría en circunstancias normales para un film de casi una hora, pero por desgracia aquí se alarga la historia hasta la hora y media. De hecho, en más de una ocasión experimentamos la terrible sensación de que se alargan las escenas de una forma artificial y cansina como si Machatý quisiera que su obra durara esos 90 minutos aunque fuera a costa de prolongar situaciones y silencios. Situaciones que en circunstancias normales se resolverían en menos de un minuto aquí se prolongan de forma aburrida y sin aportar nada haciendo que el interés vaya decayendo más y más.

Extasis1

El único momento realmente reseñable del film son sus últimos diez minutos, en que Machaty filma a unos hombres trabajando en el campo con una composición de planos interesantísima y muy inteligente que puede recordar al cine soviético de la época. Lamentablemente, esos diez minutos son un añadido descarado que no hace más que volver a darnos la sensación de que quería alargar la duración final de la película, ya que no tienen absolutamente nada que ver con el resto del film y parecen casi un cortometraje independiente añadido al final.

Por último, cabe destacar el erotismo que desprende y que era totalmente inaudito por aquel entonces. En ese sentido hay dos escenas particularmente reseñables. La primera es aquélla en que Eva se baña en un lago, que nos muestra un desnudo de la actriz Hady Lamarr, lo cual tardaría décadas en ser visto como algo normal y permitido en el cine. La segunda es quizás aún más atrevida: una escena de sexo entre Eva y su nuevo amante. Aunque no se llega a mostrar el acto de forma explícita, los planos de la cara de Eva no dejan lugar a dudas, lo cual no es de extrañar que fuera tan polémico si tenemos en cuenta que en aquella época jamás se filmaba el acto sexual (por mucho que fuera de forma sutil) en películas no pornográficas.
Sin embargo, más allá de estas curiosidades, Éxtasis no tiene mucho más que ofrecernos.

Extasis2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s