Soledad [Lonesome] (1928) de Paul Fejos

Soledad40

Notable film semidesconocido de Paul Fejos surgido en la época en que el cine mudo llegaba a su fin. La historia que nos narra es sumamente sencilla: el encuentro y enamoramiento de dos personas (Jim y Mary) que se conocen por casualidad una tarde y que pasan la noche juntos en un parque de atracciones hasta que accidentalmente se pierden de vista y no saben si podrán volver a encontrarse.

Soledad es una de esas películas en las cuales no hay apenas un conflicto sino que parece que lo que más interesa al director es mostrarnos la evolución de la relación entre Jim y Mary y cómo, poco a poco, van estrechando lazos hasta acabar enamorados. Es una obra tremendamente sutil y delicada que consigue transmitirnos perfectamente el enamoramiento entre ambos mediante algo en principio tan intrascendental como el tiempo que pasan en la feria. En ese sentido me recuerda mucho (salvando las distancias) al segmento central de Amanecer (1927) de Murnau en que la pareja protagonista se volvía a reconciliar pasando el día en la gran ciudad. En ambas películas la acción parece detenerse para simplemente recrearse en los dos protagonistas y su relación sentimental, y además tienen bastantes puntos en común que se repiten: la fotografía en pareja (impagable la cara con que sale él fotografiado), el parque de atracciones, la tormenta… El gran mérito tanto de Amanecer como de Soledad es que consiguen reflejar en sus imágenes la esencia de esa relación, ese algo indescriptible que nos hace notar la evolución de sus sentimientos.

Soledad2

El húngaro Paul Fejos hace un excelente trabajo de dirección que consigue enriquecer una historia tan “pequeña”. La primera parte del film nos explica mediante un ingenioso montaje paralelo un día cotidiano de cada uno: mientras ella se levanta con tiempo y se arregla coquetamente, él se despierta tarde y de forma cómica; ambos coinciden en el mismo bar sin darse cuenta; él trabaja en una fábrica y ella de telefonista haciendo el mismo horario, y finalmente ambos al salir del trabajo se sienten fuera de lugar porque sus amigos van a pasar la tarde con su pareja mientras que ellos están solos. El montaje paralelo se acaba de redondear con un genial trabajo de sobreimpresiones: mientras vemos la  jornada laboral de cada uno de fondo se mantiene en todo momento la imagen de un reloj que nos enlaza ambos personajes además de darnos a entender el paso del tiempo.

Soledad3

Soledad es indudablemente una obra de su tiempo, una película que refleja perfectamente la estresante vida urbana de los años 20. De hecho Jim y Mary aparecen siempre rodeados de enormes multitudes (en el tranvía, en la playa, en el parque de atracciones…) y será este hecho el que les hará imposible volver a encontrarse en el parque de atracciones, puesto que en realidad no dejan de ser dos insignificantes personas más en mitad de una enorme multitud totalmente inconsciente de ese pequeño drama humano tan importante para sus protagonistas. En cierta forma se podría decir que el film intenta mostrarnos el surgimiento de un hecho tan sublime como es el encontrar a la persona amada en medio de una sociedad cada vez más inhumana y en la que el individuo no cuenta más que como otro miembro de la masa.

Soledad4

2 comments

  1. Excelente pelicula, como bien tienes a mencionar guarda ciertas similitudes con Amanecer de Murnau, me imagino por el contexto social que se estaba viviendo. saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s